Loading...

domingo, 23 de enero de 2011

Ojos negros

“Ojos negros, piel canela que me llegan a desesperar”

Una gota, quiero suponer de sudor, recorre tu piel morena despacio, cansada, desgastada descomponiéndose en su camino por las pequeñas partículas que deja en cada poro, en cada minúsculo vello aun erizado por lo que supongo fueron varios minutos de hipersensibilidad. Fragmentos borrosos de tu cara en diversas sonrisas. Una en particular que me das cuando quieres entrar en mi mente y hacerme sentir lo que quiero imaginar te hago sentir de vez en vez.

Despierto agitado, emocionado, excitado. Tres sueños contigo y siento que reviento. Solo es eso, sueño. Mi mente consciente conoce la verdad, pero el maldito subconsciente sabe una verdad más profunda que desesperadamente intento negar. Despierto y casi siento que lo que soñé era real.

No puedo dejar de pensar que está mal, que simplemente mi mente aun no domada juega con mi voluntad que si lo está. Mi mente vuela como el beso que seguía esa gota de sudor. Pero eres peligrosa, sabes cómo llegar a mí, me sabes manipular y sabes cómo responderé. Definitivamente, los tuyos son encantos a los que difícilmente puedo resistir. Así probablemente lo has hecho por mucho tiempo y ese halo de perversa magia dulce es lo que te hace tan atractiva. Y lo peor es que me hace sentir bien. Eres un juego delicioso que no dudo disfrutaría.

Si tan solo no estuviera harto de jugar…

No hay comentarios: