Loading...

jueves, 12 de febrero de 2009

me pregunto

Una de la mañana de un jueves con diversos planes para el viernes, me pregunto...
Me pregunto si es que has vuelto a sentir lo que sentiste por mí. Si de esa enredosa pero pasional historia que me has contado después de mi, pudiste sentir eso que sentias conmigo. Me pregunto si por fin pudiste soltar tu boca en vez de tapartela para evitar los gritos de pasión.

Me pregunto constantemente si piensas tato en mi como yo de ti, si has setido otra vez lo que sentías mientras me leías cuanto te amaba. Me pregunto si algua caricia después de mi te tocó tan adentro como cuando yo recitaba en textos diarios cuanto te amaba. Es curioso pero no he podido escribir tan feliz como cuando te tenía entre mis alas. He escrito mas chistoso, mas apasionado, mas lujurioso, mas amistoso, mas dramático después de ti, pero nunca tan feliz.

Me pregunto si pasabas las tardes de los viernes teniendo como máximo problema el decidir cual sería la pelicula que verías por que todo tu corazón estaba lleno de tu amor por mi y nada mas era una dificultad mas que eso. Me pregunto si te sentiste tan bien con los amigos de él. Me pregunto si acaso sentiste celos tan abrumadores que tu estoica figura no controlara como te pasó conmigo.

Me pregunto mi queria amiga si alguna vez pudiste hablar con él como conmigo. Me pregunto si fue tu guía en vez de tu estudiante como pasó conmigo. Me pregunto si alguna vez el te dejó tomar el control de las cosas y fluía dentro del río de tus ojos mandones y fuera feliz. Me pregunto mi querida amiga del alma si es que pudiste fundirte con el como comigo, si lograste que cada parte de su cuerpo uera motivo de estudio y escrutinio como lo hiciste alguna tarde en un jacuzzi conmigo.

Pero mas que ada me pregunto si fuiste feliz con él como alguna vez lo fuiste conmigo. Quizás mas que eso me pregunto todos los días, desde el mismo centro de lo que me mantiene vivo si es que tu me amas como yo todavía te amo y te extraño. Si, como yo lo hice, amaste a alguien con un amor tan enfermo que al voltear la vista a tras te dieras cuenta de algo que siempre supiste, que conmigo esta la felicidad del resto de tus días.

Siempre dije que yo quería pasar el resto de mi vida contigo y ahora me pregunto si es que tu quiseras aun pasar el resto de tu vida conmigo...

Creo que se la respuesta a todo sto y por eso no te pregunto, solo me pregunto a mi...
Por que la respuesta parece ser no...

2 comentarios:

Alely dijo...

No manches bracho, casi lloro...
Hasta me senti invasora de tu intimidad...

Cole dijo...

Gracias Mi querida Linda. Se me salió alguno lágrima tambien, que bueno que me sigas leyendo.