Loading...

miércoles, 11 de febrero de 2009

Se buscan ojos

Camino por la calle y los busco. Debe estar ahí afuera. Ya los he visto alguna vez aunque el matiz no fue el adecuado. Busco unos ojos verdes. Quizás azules pero mas bien quizás unos ojos café profundo. Tal vez busco esa mezcla perfecta de color. Quizás busco un grano de café que hable de fuerza inesperada, voluntad férrea, sonrisa coqueta, besos de miedo que haya nacido también en mayo.

A lo mejor busco el oscuro del mar por la noche, unos ojos negros que reflejen las tormentas por la noche. De esos que presumen madurez y regla establecida y rota. Ese negro profundo que dice que es libre mientras se encierra en modas y reglas de imposición. Quizás busco esos ojos que gritan mango con la luz del sol pero suelen llamarles miel aunque el solo degustar de sus primeros besos sabe a amargura profunda. Me han dicho que los ojos verdes traicionan por que no dicen cuando mienten, pero es una posibilidad de jade tan deliciosa que no me podría resistir.

Dicen que los verdes profundos marca tristeza sin par. Ojos de selva por las mañanas. Ojos de instinto salvaje que apasionan a quien los mira. Esos ojos grises de misterio no dejan de ser los que mas busco. Una leve tonalidad de seda pura gris suave, tranquila, enigmática, añorada...

Y los azules... creo que eso busco. Unos ojos azules de mareas infinitas, de búsqueda, de implacabilidad, de amor así, azul. Unos ojos parecidos a la mar en plena guerra con la playa del Caribe. Azul no profundo pero insondable que se desbordan de sus limites e inundan al alma.

Busco unos ojos que me quieran mirar a mi...

No hay comentarios: