Loading...

domingo, 9 de diciembre de 2007

dunas marron

Morir en el desierto
no tiene nada que ver
con el agua, o la sed

es más bien la desolación
del viento y el sol
quemando nuestros cuerpos,
en el olvido de lo que
no volveremos a ser

porque lo prohibido
también tiene reglas
que las excepciones confirman

La arena es más que arrecife
pulverizado
el calor es más que
centígrados al rojo vivo

Es tú voz y la mía
en el eco
del camello marrón.

No hay comentarios: