Loading...

domingo, 7 de enero de 2007

Ahogo en vino mis ilusiones

Inevitablemente acudo a ti, mi único amigo
El que siempre esta aquí, mi amigo el vino
Tinto o blanco, no hay mucha diferencia
Cuando se trata de olvidar, lo importante es la decadencia

Quien mejor que un buen merlot para decirme por seguro
Que esa mujer, mejor ya no la saludo.
Pero necio es uno

Dos de cada tres hombres prefieren olvidar con alcohol
Pero por seguro es que los tres tienen la misma intención.
Olvidar

Nada me complace más después de una buena puñalada por la espalda
Que venir a quejarme con una copa bien helada
Acompañado de otros miserables como yo y peor
A cierto bar que yo sé, no es precisamente franquicia.

Ya entrada mi etapa de cordialidad
Me da por comprarle a un tipo un coñac
Aprovechando la oportunidad sin igual
El tipo se termina de un trago sin dudar
El costoso elixir que sin duda terminara por regresar
Yo por mi parte penetro las oscuras sombras de la depresión ligera
Cuando en el fondo veo mi peor quimera
Vestida de amarillo en vestido de etiqueta
Cierta blanca nieves que conocí yo como cenicienta.

Ojos cafés y labios semi gruesos,
Cara pequeña dientes perfectos
Ocupando el fondo de mi vaso
Ensangrentando el pozo
De mi recuerdo ingrato.

Será acaso mi elevado éter sanguíneo?
O solamente este deseo infinito?
Si es el éter tomaré de más para que se borre
Si es el deseo, reprimiré mis ganas hasta el borde.

No hay comentarios: